Rincón de la lectura

El Rincón de Lectura es un lugar donde aterriza el discurso. Podríamos teorizar sobre la leyenda y el origen de una necesidad por recopilarla; podemos hacer lo mismo con las demás tradiciones; pero mejor dedicamos un espacio para ir directamente al objeto de nuestro interés.

En el Rincón de Lectura podemos describir los dichos y refranes populares como cosas diferentes entre sí ya que un refrán encierra una lección, una moraleja; mientras que el dicho es a veces solamente una expresión festiva. No es lo mismo expresar “Todo trabajo empezado debe se ser terminado”, a decir: “¡Ay riata no te revientes que es el último tirón!”

Los dichos y refranes populares son la expresión viva de la sabiduría del pueblo; una filosofía con que nuestros abuelos guiaron su vida y la de sus hijos; herencia ancestral que con un mínimo juego de palabras, describen una acción o nos dan una irrebatible lección.

Medicina Nativa no es una sección donde se dan remedios para los males más propios de consultar con un médico. Prudente aclaración. En esta sección, más bien recreamos las costumbres del pueblo en el tratamiento tradicional de algunas enfermedades, sin ponernos a defender su eficacia sino solamente asomando a los usos y costumbres en esta área; pues sería irresponsable ponernos en el lugar de un fitoterapeuta o un médico naturista, que sus años le dedicaron a esta ciencia. Muchas veces, el comentario lleva una buena dosis de humorismo como también puede tratar con solemnidad y respeto las creencias de nuestros abuelos.

Es la superstición considerada como una segunda religión. Es un conjunto de creencias populares no sujetas a comprobación, y en esto último, creo que toda religión, como creencia, es superstición. La fe es un dogma; un algo que debes creer a ojos cerrados, sin discutir ni razonarlo, o entonces no tienes fe. Las creencias religiosas necesitan de la fe y no de un laboratorio donde probar porqué creemos. ¿O es que a Dios y el Diablo, a sus ángeles o demonios, nos los presentaron físicamente para creer en su existencia? No. Y sin embargo, creemos.

Bien, pues es lo mismo creer en brujas porque en El Talmud o en La Biblia se mencionan, que creer en ellas porque la gente asegura verlas volar montadas en escobas o convertidas en bolas de fuego. La superstición es un tema interesante y delicioso a tratar en estas páginas.

Las costumbres de los pueblos en cada época, aquí las llamamos Usos y Desusos, porque son hábitos que fueron desapareciendo con el tiempo. Todo pasa, nada queda para siempre; costumbres y convicciones nuevas van ocupando el lugar de las antiguas; y nosotros, vamos quedando como viejos testigos del tiempo de nuestros padres -con el que nos educaron-, y nuestro tiempo, que aportó ideas nuevas para realizar una vez más el eterno choque generacional. Usos y desusos, las cosas que acompañaron nuestra cotidianeidad pero poco a poco fueron desplazadas a un rincón de olvido. Usos que se fueron borrando, difuminando en el tiempo, marginados a golpes de publicidad que fue acomodando en los anaqueles y en nuestros hogares las siempre cambiantes novedades tanto en pensamiento, como en los objetos con que rodeamos nuestra vida.

Las leyendas son el plato fuerte en las páginas de NORESTENSE. Es la leyenda la memoria de los pueblos, los hechos como la gente los recuerda. Hechos insólitos que nos hablan de encuentros con lo Desconocido como encontrar el Diablo en un convento, una bruja volando convertida en lechuza, o el encuentro aterrador con entidades fantasmales. Pero la leyenda es variada en su tema; podemos encontrar historias de tesoros, de animales fantásticos, de hechiceros, de tragedias colectivas o crímenes y accidentes fatales que quedaron en la memoria colectiva. Muchas veces, la leyenda toca lo histórico pues puede estar apoyada en la simple crónica oral, o en fojas de archivos y crónicas escritas; pero la leyenda, como tradición, no está sujeta al rigor histórico y se apoya solamente en la memoria de quienes la recrean en su recuerdo.

Esto y mucho más es el Rincón de Lectura. Su temática crecerá a cada semana con escritos nuevos, y se incrementará hasta el infinito; sin más límites que los que la misma tradición le imponga.

Lo que hoy encuentras en el Rincón de Lecturas, es solo el principio de todo lo que viene. ¡Que lo disfrutes!